Entradas

¿DOLOR DE ESPALDA? 10 SENCILLOS HÁBITOS QUE PUEDEN CAMBIAR TU VIDA

El dolor de espalda posiblemente sea un de los mayores males de estos tiempos y causa de la mayoría de bajas laborales que se producen. Los hábitos de vida actuales han cambiado nuestros patrones posturales y hacen que el dolor de espalda sea el origen de muchas otras patologías derivadas: insomnio, ansiedad, acortamiento muscular… 

Te invito a que antes de que seguir leyendo hagas un breve repaso a un día normal de tu vida, seguro que alguna “mala costumbre” sale a la luz… ¿Te animas?

1-“La postura corporal empieza en los pies” Ni los castigues con los tacones, ni los mimes en exceso con esas super zapatillas con plantilla ultra firmezaque te han costado un pastón. Movilizar los dedos de los pies, darles un descanso de vez en cuando sacándolos a que les dé el aire. Andar descalzo es muy saludable.

2-Podríamos empezar a mirar hacia delante cuando vamos por la calle. Desde que los smartphoneocupan nuestra vida casi por completo, nos hemos olvidado de un hecho tan fundamental como mirar por dónde vamos cuándo andamos por la calle.

3-Deshacernos del sofá… y de paso de la televisión ¡Matamos dos pájaros de un tiro! Sin ser tan extremista, el sofá es uno de nuestros peores enemigos, posturalmente hablando, porque no somos muy conscientes de cómo nos sentamos sobre él, esto en el mejor de los casos, ya que la mayoría de las veces no nos sentamos, sino que nos “desparramamos”.

5-Respira con amplitud y profundidad. Si vamos estresados y nerviosos  por la vida generará una respiración irregular, corta y superficial haciendo que nuestra postura este cerrada y acortada, dejando casi sin movimiento a la columna.

6-Si llevas bolso, bolsa de deporte o similar, cámbiatelo de lado de vez en cuando. Así no saturaremos un lado del cuerpo creando desajustes con respecto al otro lado.

7-Darle uso al reposacabezas en el coche, preferiblemente colocado a la altura del occipital. 

8-Fortalecer el suelo pélvico, es una parte importante del cuerpo muy involucrada en la higiene postural. A través de los ejercicios que plantea el método Pilates se puede entrenar.

9-Si acostumbramos a sentarnos con las piernas cruzadas, sería conveniente empezar a ser conscientes de ello y dejar de hacerlo.

10-Muévete. Los antiinflamatorios, el ibuprofeno… tan solo alivian el dolor momentáneamente, no te estás liberando del problema.

Todos estos sencillos cambios pueden llegar a tu vida antes de lo que imaginas incluyendo en tu entrenamiento ejercicios posturales como los que se proponen en el Método Pilates. Si todavía no lo has probado ¡Te esperamos!

Olga Castañeda.

5 DIFERENCIAS ENTRE EL YOGA Y EL PILATES

Es normal que muchas personas se confundan entre las disciplinas de yoga y pilates ya que comparten muchas similitudes:

-Yoga significa “unión” en sánscrito, y se refiere a la unión entre cuerpo, mente y espíritu; de la misma manera, que Joseph Pilates nombró a su método “Contrology” (Crontología): completa coordinación de mente, cuerpo y espíritu. Ambas se enfocan en el ser integral de las personas.

-Yoga y pilates son prácticas de bajo impacto y se pueden realizar en cualquier lugar, lo único necesario para practicar es una colchoneta, en el caso de pilates debe ser un poco más gruesa para los ejercicios en que se rueda sobre la columna vertebral; la de yoga ha de ser antideslizante para lograr el enraizamiento de las posturas de pie.

Ahora veamos las diferencias:

1-. Origen:el yoga es una disciplina milenaria de la India y el pilates es un sistema de entrenamiento creado por Joseph Pilates a principios del siglo XX, quién se basó en el yoga y otras disciplinas, como las artes marciales o el fisioculturismo, para desarrollar su método.

2-. Respiración:en las dos es un principio fundamental, pero en yoga se practica la respiración abdominaly supone una guía para la mente a la hora de enfocar cada postura, teniendo un efecto más relajante; en pilates la respiración es torácicay toma protagonismo la activación del core o powerhouse. 

3-. Objetivos: aunque en ambas prácticas se logra una corrección postural, elongación muscular y bienestar físico y mental, en pilates los ejercicios están más dirigidos a fortalecer el cuerpo y mejorar el tono muscular; mientras en que el yoga, está más enfocado a la relajación y la paz mental a través de las posturas corporales.

4-. Dinámica de la práctica:en yoga las posturas se construyen desde los extremos (manos, brazos, pies y piernas) hacia el centro y en pilates, desde el centro (powerhouse: abdomen, glúteos y muslos) hacia los extremos.

5-. Enfoque:la práctica de yoga abarca el componente espiritual de la persona a través de las posturas físicas, es un modo de vida, una filosofía; en pilates, el componente mental es tomado como conciencia en el cuerpo, como nos lo recuerdan sus principios: respiración, control, centro, precisión, concentración y fluidez.

Ahora que hemos visto las diferencias: ¿Con cuál nos quedamos? ¿Qué disciplina es mejor? La buena noticia es que ¡son compatibles! Podemos practicar ambas y lograr un conocimiento más completo e íntegro de nuestro cuerpo. Pero nada de lo que podamos leer nos hará entender lo que se siente si no lo ponemos en práctica, así que no podemos más que animarte a probar y ver cómo se completa tu entrenamiento RETO ¡Te esperamos!

Olga Castañeda.- RETO48MIND