tamaño_reto

Entrenar en equipo: la motivación extra que necesitas

¿Cuántas veces has fallado al entrenamiento porque ese día no te sentías suficientemente motivado? ¿Cuántas repeticiones te has saltado?

Entrenar en grupo nos da esa dosis de motivación extra que, en muchas ocasiones, necesitamos. Porque, aunque el objetivo es individual e intransferible, recorrer el camino con otras personas resulta mucho más estimulante.

MEJORA EL RENDIMIENTO

Se ha demostrado que una persona puede llegar a multiplicar su capacidad de rendimiento en presencia de otras. Esos gritos de ánimo de los compañeros, el ‘vamos, vamos, vamos’ que resuena en tu cabeza cuando las fuerzas flaquean. Pocas cosas motivan más. Además, el ver cómo consiguen superar el ejercicio te anima a no detenerte hasta conseguirlo. El espíritu competitivo te impulsa a mejorar hasta cuando ya no puedes más (o eso crees). Por su ánimo o por la competencia, entrenar en grupo hará que mejores tu rendimiento.

AUMENTA LA RESPONSABILIDAD

Cuando entrenas en grupo, sois una piña. Si uno falla, el resto se ‘abalanza’ sobre él. Cada uno con su objetivo concreto, pero estáis juntos en esto. Por ello, cuando suena esa alarma te piensas dos veces si apagarla porque sabes que tu EQUIPO está esperando que aparezcas. Por tanto, entrenar en grupo te vuelve más responsable. Y es que, la unión hace la fuerza: ahora te cuesta menos levantarte de la cama (o el sofá) para darlo todo en el entrenamiento. Si fallas a tu cita con el ejercicio no sólo te fallas a ti, también a ellos. Como dirían los mosqueteros: uno para todos, y todos para uno!

MÁS QUE COMPAÑEROS/AS

Lo que empezó siendo un grupo de personas con una meta en común (hacer deporte), se convierte en mucho más. El compañero, a veces, pasa a ser amigo. Los lazos crecen, porque nada une más a las personas que el sufrimiento. Os habéis visto caer y, con ayuda mutua, os volvisteis a levantar. Sabes que no estás solo, que formas parte de algo. No te van a dejar abandonar porque confían en que tú eres de sobra capaz. Y viceversa. Serás su aliento en los peores momentos y los abrazos en los triunfos.

Si quieres darle un cambio a tu vida, pero eres de esas personas que les cuesta mucho arrancar, no dudes, entrena en grupo. Te darás cuenta pronto que tu motivación crece muy rápido y, por tanto, esos momentos de ‘ya no puedo más’, ‘hoy no me apetece entrenar’… desaparecerán a un ritmo acelerado. Porque sufrir en equipo es menos duro y los triunfos compartidos no tienen comparación.

Por todo esto, en Reto48 siempre entrenamos en grupo. Aunque más que grupo, es familia. Nuestros #retadores lo dan todo como un verdadero equipo. Objetivos individuales con algo en común: las ganas.

Ven a retarte.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *