4 consejos nutricionales para conseguir tus propósitos de 2018

Linea

Después de casi un mes de comidas y cenas navideñas, con amigos, clientes y familiares, toca volver a la rutina y tratar de contrarrestar los estragos que han dejado estas fiestas.

¡Ya hemos disfrutado! Así que ahora toca ponerse a punto para lograr los nuevos propósitos que nos hemos hecho para este 2018 y cuidar nuestra alimentación siempre debería ser una prioridad, ya que un cuerpo sano es la base para conseguir lo que nos propongamos lograr.

Os dejamos unos consejos nutricionales para que poco a poco vayamos recuperando los buenos hábitos alimentarios y contrarrestemos los excesos:

  1. Un poquito de voluntad. Probablemente notaréis la necesidad de seguir consumiendo dulces, pues el cuerpo se acostumbra muy rápido a lo “bueno” y como todos sabemos, el azúcar es adictivo. Lo mejor para esos momentos de necesidad de dulce es tomar una taza grande de fruta con piel. La fibra de la piel y la fructosa nos ayudarán a saciarnos y a quitarnos el gusanillo de dulce.
  2. Aumentar el número de infusiones al día, con el fin de eliminar toxinas y rehidratar el organismo, que tras estos días de alcohol y  comidas saladas, nos han dejado secos. Elegir té verde por las mañanas; menta poleo; tisanas con manzanilla, hinojo y anís, tras las comidas, para aliviar las digestiones pesadas, flatulencia, etc.
  3. Cocinar al vapor o plancha, creando menús ligeros y fáciles de digerir. Verduras y vegetales frescos, carnes magras ( pollo, pescado blanco) a la plancha. Podemos añadir como guarnición un poquito de arroz integral, aportándonos fibra y proporcionándonos energía paulatinamente sin recargarnos de hidratos simples (azúcares refinados).
  4. 5 comidas al día. Después de estos días acostumbrados a comer más cantidad, nos conviene ir bajando el volumen de comida paulatinamente. La clave para no pasar hambre es hacer 5 comidas al día! De esta forma llegaremos a las comidas y a las cenas más controlados, evitando la ansiedad y los atracones.

Ten en cuenta estos 4 consejos y la vuelta a la rutina será más fácil que nunca, ¡ánimo retador!